NACIMIENTO DEL LATÍN

Rafael del Moral

FUNDACIÓN DE ROMAOcho siglos antes de nuestra era la península Itálica era un confuso panel de lenguas. Perdida entre fronteras sin trazar se desarrollaba en la región del Lacio un habla más de la rama itálica del indoeuropeo. Sin control, desprovista de todo privilegio o impronta, sin que nadie pudiera prever su imperial futuro, nacía el latín. Le daban forma, lo tallaban, un grupo de agricultores que, procedentes del norte, se habían instalado en el valle del Tíber. En la vecindad, el osco y el umbro, versiones tan cercanas como los dialectos griegos entre sí; al sur y al este, en la cercana isla de Sicilia, hablantes de griego. Y al norte, entre el Tíber y el Arno, una lengua no indoeuropea de origen desconocido, la de los etruscos, pueblo de amplio desarrollo a quienes la gente del Lacio admira. Más al norte, lenguas celtas.

Con aquel balbuceo incipiente fundaron la ciudad…

Ver la entrada original 765 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s