Navidad

Algunas cuestiones sobre la Navidad.

La palabra Navidad procede de la palabra latina nativitatem (nacimiento).

La Navidad se aplica en el mundo religioso cristiano al nacimiento de Cristo y se celebra el 25 de diciembre a petición del Papa Julio I, por lo que apuntaré más tarde.

En Roma, por estas fechas, se celebraban festividades muy semejantes a la Navidad de las que quedan tradiciones.

Los romanos celebraban el 25 de diciembre la fiesta del “Natalis Solis Invicti” o “Nacimiento del Sol invicto”, asociada al nacimiento de Apolo y a Mitra. El 25 de diciembre fue considerado como día del solsticio de invierno, y que los romanos llamaron bruma; cuando Julio César introdujo su calendario en el año 45 a. C., el 25 de diciembre debió ubicarse entre el 21 y 22 de diciembre de nuestro Calendario Gregoriano. De esta fiesta, los primeros cristianos tomaron la idea del 25 de diciembre como fecha del nacimiento de Jesucristo.

En Roma, el 25 de diciembre, los iniciados en los misterios del dios Mitra ( el dios de la luz solar, de origen persa, y dios “taurino”), como los antiguos persas, celebraban el nacimiento de Mitra: es el solsticio de invierno, el día del nacimiento del sol. Nace Mitra de una roca, al lado de una fuente. En ciertas representaciones, el nacimiento del dios se hace en presencia de pastores. Estos datos nos recuerdan, sin duda, al nacimiento de Cristo.Mitra matando al toro. Museo Británico

Mitra prueba sus fuerzas en un combate contra el sol, del que saldrá victorioso. Algunas representaciones nos muestran al sol arrodillado ante Mitra en actitud sumisa. Las dos divinidades se unen y alían para siempre. Es, tal vez, una alianza de sangre en la que Mitra se compromete a cumplir la palabra y los designios del astro solar. Mitra es el sol mismo, el sol invictus que deberá cumplir con el destino de los astros.

Hay otro festival romano llamado Saturnalia, en honor a Saturno, que se celebraba el 17 de diciembre y cuyo punto culminante era el 25. Fue creado por Jano, el dios de dos cabezas, que había recogido a Saturno cuando fue derrocado por su hijo Júpiter, con el objeto de conmemorar el reinado de Saturno que fue la edad de oro.

Estas fiestas, cuya institución se remontaba a mucho más allá de la fundación de Roma, consistían principalmente en representar la igualdad que reinaba originalmente entre los hombres.  Durante estas fiestas, se suspendía el poder de los amos sobre sus esclavos, y éstos tenían derecho a hablar y actuar con total libertad. No se respiraba más que placer y alegría: los tribunales y las escuelas cerraban, no estaba permitida la guerra ni la ejecución de criminales, ni ejercer otro arte que el de la cocina, se enviaban regalos y se daban suntuosas comidas. Además, todos los habitantes de la ciudad dejaban de trabajar: la población acudía en masa al monte Aventino, para disfrutar del aire campestre. Los esclavos podían criticar los defectos de sus amos, jugar contra ellos y éstos les servían en la mesa, sin importar los platos que se rompieran.

Las Saturnalia serían una mezcla de nuestras fiestas navideñas con los Carnavales.

Tales tradiciones, Saturnalia y fiesta del Sol Invictus, se asemejan a las actuales tradiciones de Navidad.

Para hacer más fácil que los romanos pudiesen convertirse al cristianismo sin abandonar sus festividades, el papa Julio I pidió en 350 que el nacimiento de Cristo fuera celebrado en esa misma fecha.

Anuncios

Un pensamiento en “Navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s